El Barrio Embrujado leyenda de Tequila Jalisco México (La casa diabólica). Cuenta la leyenda que en la colonia del Texcalame en Tequila, por la calle 5 de Mayo donde se localiza una loma, se le conoce como la subidota, en las viviendas que se conectan dentro de esa loma, algunos de sus habitantes han visto a un niño, a una señora y un señor, además de una anciana.

En la casa de la mera loma, se ha visto un niñito desnudo como de año y medio a dos años, que baja al patio y luego se desaparece, en la misma casa, unja anciana se pasea por todo el pasillo haciendo sonar su bordón, con un vaivén durante toda la noche. Por la noche mueven muchas cosas, y en la recámara que da a la calle, se escuchan bastantes ruidos, la puerta de madera sin que esté haciendo aire de repente se cierra y luego se abre sola, como que alguien se enoja y la azota, lo mismo ocurre en una de las casas de abajo, que da a la calle Vicente Guerrero.

En cierta ocasión, un 24 de Diciembre, la familia andaba fuera, y yo esperaba los tamales que había encargado, (de perro por cierto) de pronto, cuando cerraba la puerta del corral por la noche, como a eso de las diez, comenzó a escucharse el sonido del teléfono con la música navideña, primero se escuchaba en un cuarto, al meterme a este, entonces se escuchaba en la sala, al llegar a esta, el sonido se escuchaba en otra pieza, al entrar a ella, la música dejó de oírse, todo quedó en silencio, luego fui a donde tenía el teléfono celular, que se encontraba en la cocina, pensé que el oído me había traicionado, pero al buscar la llamada perdida, esta nunca apareció.

En otra ocasión, cuando tranquilamente miraba la televisión, como a eso de las ocho de la noche, sentado en un sillón, algo me molestó en el oído izquierdo, yo tiré un manotazo, pensando que había sido una mosca, sin embargo recapacité y pensé; que no era mosca, si no un espíritu, entonces le dije, que si necesitaba algo me lo hiciera saber, al pasar un rato, sentí la presencia de alguien que se me acercaba al oído, no quise voltear, y esperé que me dijera algo, pero solamente escuché un balbuceo : bbbbbbbbbbb, bbbbbbbbbbb, bbbbbbbbbbbbbbb.

Voltee y le dije que me hablara claro, pues que no le había entendido nada. Pasado unos 5 minutos se me volvió a acercar, pero se repitió lo mismo y le repetí las mismas palabras, pasado un rato un poco mas largo, se repitió lo mismo, entonces le dije que si quería decirme algo me lo dijera en un sueño, por que no le entendía y comenzaba a sentir miedo, ya no volvió. Se que es alguien que necesita ayuda, pero no le pude entender.

En otra ocasión, en la misma casa pero en el patio, a eso de las ocho de la noche, bajé al patio a darle de comer a una pastor alemán que tenía, luego de un rato, como estaba solo, me dispuse a meter una ropa que estaba tendida, pero al estar debajo de un guayabo, se comenzó a sacudir con una fuerza inexplicable, al momento sentí un escalofrío y se me pararon hasta los pelos de la cabeza, me encaminé unos pasos hacia la puerta de la casa, me detuve a mirar a los otros árboles y ninguno se movía, solamente el guayabo, entonces me metí a la casa, cerré la puerta y por la ventana me quedé observando al árbol, dejé la ventana abierta, y salí a la calle, se encontraba sentado en la banqueta de su casa un vecino de nombre Roberto Beltrán, lo llame para que observara, entonces el preguntaba que quien andaba arriba por que ningún otro árbol se movía, después de un rato de plática, el mismo me dijo que el árbol ya estaba quieto, me dispuse a bajar y meter la ropa, el me preguntaba que si no me daba miedo, le dije que no, y me propuse meter la ropa, pero al entrar a la casa, volví a sentir el escalofrío, y al mirar hacia la puerta que daba al patio, esta se encontraba cerrada con todo y ventanas, me introduje a mi recámara, y tomé una botella con agua bendita y me puse en el cuerpo, lo sentí caliente, y como si alguien se hubiera salido de mi mismo, entonces si sentí un poco de temor y decidí no salir al patio.

En otra ocasión, miraba un programa de televisión de esos que la gente cuenta, se acostó la familia, y seguí viéndolo un rato, al final me venció el sueño y me dispuse a dormir, pero al apagar la televisión, se escuchó en la sala que caía un chorro de agua, Salí a ver que era, y era un florero que había permanecido todo el día en el mismo lugar, entonces se encontraba ladeado y el agua caía al piso sobre la mesa.

En ocasiones se escucha como si alguien anduviera en el techo, nos asomamos y no había nadie. También una noche como a eso de las dos de la mañana, me despertó la voz de un niñito que en forma tenebrosa buscaba a su mamá, solamente se escuchaba decir con voz tenebrosa: amaaaaa, amaaaaaa.

Me levanté pensando que era uno de mis hijos, pero todo quedó en silencio y oscuro, me volví a acostar, y pensé que quizá cuando aquel lugar fue parcela, la madre haya tirado a su feto por aquí, o que hayan enterrado un niño en este terreno, no se, pero hay mucho que pensar.

En unos cuartos que hice en la parte baja del corral, en una tarde me puse a dormir para que nadie me molestara, sin embargo, sentí la presencia de alguien, entonces miré que me rodearon varias personas ya muertas, ente ellos, se encontraba una mujer blanca y un hombre moreno, había mujeres y hombres, en la parte de mis pies no había nadie, pero luego apareció un hombre alto corpulento con una capa café, y me decía que si yo le ayudaba con ese don que traía, el me daría todo lo que yo le pidiera, que podía vivir eternamente, hasta que me enfadara y hasta que le pidiera que ya no quería vivir, que si quería me quitaba diez años de diferencia o los que yo quisiera para hacerme mas joven, tendría mucho dinero lujos que lo que pidiera, sin embargo le contesté que no, que yo creía mucho en dios y nunca aceptaría, me dijo que lo pensara que volvería, entonces todos se fueron hacia la pared que estaba hacia mis pies, la que daba al patio de mi casa. Me hace pensar que esa casa está endiablada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.