Paisaje Agavero, Patrimonio Cultural por la UNESCO.

De paisajes universales

Es imposible no sucumbir a la belleza del paisaje que comprende la ruta entre los municipios de El Arenal, Amatitán, Tequila (en el Valle de Tequila), Magdalena y Teuchitlán, y que en parte corresponden al complejo grupo de valores culturales, estéticos y sociales incluidos dentro del Patrimonio Cultural dado por la UNESCO.

Nada como la propia vista para captar la magnitud y el papel imprescindible de esta planta mexicana, cuyo nombre, originario del griego significa “noble” y “admirable”. Nada como la vista, pero también el gusto y el olfato, pues desde que llegas a Tequila percibes el perfume des agave cocido que flota en el aire: dentro de la ciudad se encuentran algunas de las fábricas más emblemáticas de este destilado exquisito y eso explica el aromático recibimiento.

tequila-jalisco
A 64 km de Guadalajara, dirígete hacia la federal 15 Guadalajara-Tepic.

Para iniciar temprano

En necesario tomar un sustancioso desayuno. Las opciones son varias, pero una buena idea el elegir alguno de los exquisitos puestos tradicionales del Mercado de Comidas, (entre Morelos y Niños Héroes), como la Menudería Clemen, abierta en 1952 y una de las pocas en preparar platillos con destilado de agave, como los huevos tequileños, acompañados con chilaquiles, una quesadilla y salsa a base de tequila (los precios oscilan entre $45 y $60). Otra opción en la cafetería gourmet El Palomar (frente a la plaza principal) que tiene las mejores escamochas (tipo de coctel de frutas) y los más sabrosos chilaquiles de pollo con los que puedes soñar.

Su ubicación permite tener una vista privilegiada de la pétrea e imponente Parroquia de Santiago Apóstol, construida en el siglo XVII, cuya belleza reside en la sencillez del edificio: una sola torre, un frontispicio adornado con columnas dóricas, querubines tallados y una escultura de San Miguel Arcángel. El atrio tiene una escultura de San Toribio Romo, mártir cristero beatificado por Juan Pablo II. Cruzando la calles, la Capilla del Señor de los Desamparados, un pequeño edificio construido en el siglo XVI, aunque su aspecto actual (en especial las espadañas y los acabados de tezontle) corresponde a la remodelación hecha en los años cuarten del siglo pasado.

El piso adoquinado y las esculturas en algunas esquinas otorgan un aire bohemio al lugar.

Siendo una ciudad pequeña, la forma más práctica para conocerla es tomando un tour como el que ofrece la empresa Tranvías Turísticos de México, que da recorridos en un camión muy singular con forma de barrica o botella. Lo puedes contratar en la plaza principal.

Plaza Principal de Tequila, Pueblo Mágico.

Placeres Culinarios

Te recomendamos hacer una parada para probar las famosas pachecadas, en el puesto que se ubica frente a Mundo Cuervo (esq. José Cuervo Labastida y Ramón Corona) , esta bebida es una combinación de tejuino, un licor hecho de maíz fermentado, al que se le agrega cerveza bien fría y sal. Después es buena hora para conocer las fantástica fábrica José Cuervo La Rojeña. Ahí no solo puedes hacer el recorrido por la historia de la marca, sino conocer los procesos de elaboración del tequila y degustar bebidas con distintos maridajes. Esta fue la primera fábrica en obtener una licencia del rey Carlos III, a finales del siglo XVIII, para fabricar el vino-mezcal, como se le conocía por entonces al tequila.

A estas alturas te vendrá bien probar algo de comida. Cruza la calle y prueba algunos de los platillos a base de agave que ofrece La Fonda Cholula (José Cuervo 54), algunos de los platillos favoritos son el filete todos santos, un corte de carne servido con salsa de mezcal, y el exquisito chamorro la posta, cubierto con pencas de agave y cocido al vapor, cuya porción es perfecta para compartir.

No te vayas sin probar alguno de los platillos cuyo ingrediente principal es el tequila.

Ruta Tequilera

Saliendo, hay que hacer una breve excursión a la zona de los viejos Lavaderos de la ciudad, conocidos también como “el chismógrafo”. Son 83 tarjas de piedra, alimentadas por un canal que trae agua del volcán de Tequila, y en el que se daban cita las lavanderas de la ciudad en la década de 1920. A pocos pass de allí se puede transitar el estrecho puente que se encuentra sobre el delgado río Atizcua, en cuyos márgenes están las ruinas de las viejas destilerías, las fábricas decimonónicas de ladrillo de las que se alcanzan a distinguir todavía los chimeneas.

Antiguos Lavaderos historia de Tequila
Antiguos lavaderos públicos.

Tanto las ruinas, las destilerías actuales, los campos cultivados de agave y las haciendas comprendidas entre el cañón de Río Grandes y el pie del volcán de Tequila, conforman los que se conocer como Paisaje Agavero, declarado en 2006 Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO, dado que representa un verdadero ejemplo del sincretismo cultural del nuevo y el viejo mundo, porque aunque los indígenas de la región fueron los creadores del licor de agave fermentado, los españoles contribuyeron a convertirlo en el tequila actual con sus métodos de destilado.

Para entender mejor la historia, nada como asomarse el Museo Nacional del Tequila (Ramón Corona 33). En el interior de esta casona porfiriana del siglo XIX (antes Casa de Cultura) se explican el origen del tequila y el devenir de las primeras destilerías, a través de fotografías y documentos antiguos. Además tiene una buena colección de botellas de antaño.

Museos en Ciudad de Tequila Mexico
Museo Nacional del Tequila.

Al caer la noche

A medida que se acerca la noche, es momento de encaminarse a La Capilla (ubicada en el cruce de Hidalgo y México), pero no la que está frente a la plaza principal, sino a la cantina abierta a finales de 1930. Dicen que su nombre se debe a que allí las personas “entran caminando y salen de rodillas”. Elegid entre los mejores 50 bares del mundo por la asociación Drinks Internacional, lo que asombra es la sencillez de su barra: apenas unas cuantas marcas como Cuervo, Arete, Tequileño y Orendáin, con las que preparan la exquisita especialidad de la casa, que le valió el reconocimiento mundial: la batanga, un trago hecho con el destilado de agave, más limón, sal y bebida de cola, y cuyo vaso cuesta $50. ¡Una delicia!

Toma en cuenta: Un sitio ideal para realizar senderismo, rapel y otras actividades de aventura es Cascada Los Azules, unas cascadas ubicadas en el corazón de la barranca de Tequila (a 15 minutos de la ciudad). Sus instalaciones son propicias para venir a pasar un día entero. Solo puedes llegar caminando o a caballo y con la asesoría de un guía.

Cascada Los Azules, Tequila Jalisco.

En 1997, cuando los trenes de pasajeros no existían, la Cámara de Comercio tuvo la brillantes idea de revivir una línea del ferrocarril que conducía por paisajes jaliscienses, como un modo de exaltar tres de los símbolos más arraigados de la mexicanidad: el mariachi, la charrería y el tequila. Así nació este tren Tequila Express que cubre ruta de Guadalajara a Amatitán, recorriendo el Paisaje Agavero y que incluye entre otras diversiones la degustación de tequila y la visita a la fábrica de Herradura, pasando por un espectáculo de maricahi y danza folclórica , un floreo de reata y un buffet de comida mexicana .

Con tintes más lujosos, el José Cuervo Express ofrece un recorrido desde Guadalajara a Tequila; durante el viaje se puede beber una deliciosa margarita y probar los bocadillos mexicanos, así como los antojitos y platillos en los puestos ubicados en las instalaciones de La Rojeña, donde se conoce paso a paso la fabricación del elixir.

Fuente: México Desconocido. Descubre Jalisco.

Tren José Cuervo Express

Conoce la bebida más famosa de México y ¡vete de tour a Tequila, Pueblo Mágico!

Panoramex® – Más de 50 años brindando experiencias únicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.